martes, 1 de noviembre de 2011

Qué es la prevención

Qué es la prevención

¡La prevención es la clave! Es el medio más eficaz de proteger a un niño contra el abuso. La prevención contribuye a crear una cultura de no-violencia. Consiste en establecer unas directivas y unos comportamientos adaptados que permitan oponerse a los agresores. Esta se debería poder aplicar gracias a políticas sociales y políticas generales que impliquen a las familias, las escuelas y a los profesionales.
“Aunque no cabe ninguna duda sobre la necesidad de asistir a las víctimas (de abuso y de violencia) y de garantizar su seguridad, debería darse siempre la prioridad a las medidas preventivas”. (WHO 2006).

La prevención es una amplia disciplina. Su primer objetivo es crear un medio que:

• Conteste las normas sociales que toleran el abuso y la violencia.
• Mejore la capacidad de cada uno para construir hogares, lugares de trabajo y comunidades más seguros para nuestros niños y niñas.


Se distinguen generalmente tres niveles de prevención: primaria, secundaria y terciaria.
La prevención primaria se dirige al conjunto de la población. Se trata de acciones de sensibilización sobre el abuso tales como campañas mediáticas destinadas a los niños y a los adultos. Por ejemplo: publicidades que fomenten aspectos positivos de la educación y/o programas de educación centrados en el desarrollo del niño. (Child Welfare Information Gateway)
La prevención secundaria se dirige a los grupos “de riesgo” de la población. Se trata de acciones centradas en “grupos precisos de la población infantil considerados más susceptibles de ser abusadas y grupos precisos de la población adulta consideradas más susceptibles de abusar”. Ejemplo de este tipo de prevención: los servicios de ayuda a los padres jóvenes. (Australian Institute of Criminology Journal, Octubre 2000 - en inglés)
La prevención terciaria se dirige a las familias en el seno de las cuales el abuso ya se ha producido. Se trata de acciones que intentan reducir las consecuencias negativas del abuso y prevenir su recidiva. Estos deben incluir servicios de apoyo psicológico para los niños y las familias marcadas por el abuso y/o programas para padres/tutores con familias en las que no ha habido abuso. (Child Welfare Information Gateway).


Todos tenemos un papel importante para actuar en favor de la prevención, como responsables políticos, legisladores, miembros activos de la sociedad civil, como trabajadores o, incluso, como miembros de familias y comunidades.

Tomado de: WWSF Acción Kit: “19 Dias de activismo para la prevención del abuso y de la violencia contra los niños y los jóvenes”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada